¿Qué es y cómo combatir la astenia primaveral?

Mujeres proclives a astenia primaveral

Nuestro organismo está en un proceso de cambio constante y cualquier modificación en el ambiente nos afecta. Las variaciones de luz y temperatura que se producen cada estación tienen un impacto directo en nuestro estado anímico y de salud. Uno de los ejemplos más evidentes es el agotamiento físico y mental que produce la astenia primaveral, un cansancio subjetivo que se puede remediar si recurres a los métodos adecuados.

¿Qué es la astenia primaveral?

El cuerpo y la mente se rigen por rutinas que a veces no identificamos. Desde la hora a la que amanece hasta la temperatura que hace a lo largo del día, existen infinidad de variables que condicionan nuestra manera de sentirnos y nuestra energía para afrontar la jornada.

La astenia primaveral es una sensación que se manifiesta durante los meses de la primavera y que según la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) afecta a aproximadamente el 40% de la población. La mayoría de los especialistas coinciden en que se presenta sobre todo entre los 20 y los 50 años, con una mayor prevalencia en mujeres que en hombres.

Las señales más comunes de la astenia primaveral son:

  • Cansancio y debilidad generalizada
  • Limitaciones a la hora de desempeñar tareas cotidianas
  • Somnolencia durante el día
  • Pérdida de concentración y de memoria
  • Alteraciones del sueño y del apetito
  • Irritabilidad
  • Aturdimiento

 

¿Por qué se produce la astenia primaveral?

Coincidiendo con la opinión mayoritaria de la comunidad científica, la farmacéutica comunitaria y máster en nutrición, Montse Vilaplana i Batalla, detalla en su artículo Astenia primaveral. Perspectiva nutricional dos tipos de causas:

 

    1. Astenia orgánica: se caracteriza por presentarse normalmente por la tarde u horas del atardecer. Este tipo de astenia predomina en los varones y no suele durar más de dos meses.

 

  1. Astenia psicogénica: su evolución es intermitente y guarda más relación con aspectos ambientales. En la astenia de origen psicogénico intervienen factores como el nivel de estrés

 

En general este trastorno no constituye en sí mismo una entidad clínica y se suele abordar como una sensación subjetiva que se manifiesta en épocas muy concretas del año y como consecuencia de determinados factores cronobiológicos:

 

  • Cambios de horario y de luz natural
  • Aumento de la temperatura y la humedad
  • Proceso de adaptación a las nuevas condiciones
  • Variaciones en la presión atmosférica

 

Cómo afrontar con éxito los síntomas de la astenia primaveral

Aunque en las clasificaciones internacionales la astenia primaveral no está contemplada como una enfermedad, se trata de un concepto con manifestaciones muy bien definidas. Dado que su etiología es variada y multifactorial, también lo son los métodos empleados para afrontar con éxito este proceso adaptativo del organismo:

 

    • Higiene de sueño respetando las horas de descanso diarias (al menos 8) y en un espacio correctamente habilitado (silencioso, con poca luz, bien ventilado, cómodo…). Hay que evitar las siestas durante el día.

 

    • Alimentación equilibrada con un incremento en la ingesta de frutas, verduras y legumbres y una disminución de los alimentos grasos, sobre todo durante la noche. La falta de apetito es uno de los síntomas de la astenia, por lo que hay que reeducar al organismo con una dieta más variada que contribuya al aumento de las defensas: buena hidratación, antioxidantes, omega3, entre otros…

 

    • Ejercicio moderado pero constante, con unas adecuadas rutinas diarias. La astenia de origen orgánico puede complicarse cuando se realiza un sobreesfuerzo físico. Es más conveniente la actividad ligera pero habitual como los paseos, el yoga, el baile o nadar

 

  • Empleo de suplementos nutricionales para cubrir algunas carencias relacionadas con la pérdida de energía y concentración. Los suplementos multivitamínicos pueden ayudar a reducir el cansancio y la fatiga característico en la astenia primaveral, proporcionando un aporte extra de vitaminas, minerales y coenzimas esenciales que permitirán que te mantengas en activo.

 

COMPÁRTELO EN: