Todo es cuestión de actitud

Cuando estás dispuesto a aprender tu potencial es ilimitado. Es una habilidad clave para el éxito personal y profesional. Nuestros cerebros están programados para aprender toda la vida. De hecho, somos de los que piensan que mantener la curiosidad despierta y la capacidad de sorprenderte ante las cosas nuevas, es una gran virtud. Y es clave para seguir creciendo. Estar abierto a aprender es fundamental cuando te dedicas a algo tan exigente como es el deporte de alta competición, donde necesitas alcanzar la perfección en cada uno de los golpes que das, para obtener el mejor resultado. 

En el deporte, el proceso de aprendizaje se basa en cuatro pilares: el técnico, el táctico, el físico y el mental. El pilar técnico son las herramientas. El táctico es saber cómo ordenarlas y el físico te permite usarlas el máximo de tiempo posible. Pero el pilar mental, la actitud, es el fundamental. El juego, la táctica y el físico, suman. La actitud multiplica. Los grandes campeones son los que más invierten en mejorar su juego y los que más evolucionan porque aprenden de cada partido, de cada juego, de cada saque. Y juegan con actitud porque solo así son capaces de alcanzar sus metas. 

Así que tenemos que entrenar nuestra actitud. Cuando hablamos de tener actitud en el deporte de alto rendimiento nos referimos a tener la disposición, las ganas y el deseo de querer algo. Ese deseo, esa hambre, conducen a estar atento, comprometido, a esforzarse y trabajar por conseguir los objetivos que nos hemos marcado. Y la actitud depende de una serie de factores que la potencian: la motivación, la confianza en uno mismo, los mensajes que nos damos y los mensajes que nos dan, la forma cómo gestionamos los errores, etc. 

Todo esto es tan importante en el deporte, como en la vida misma. Encuentra lo que realmente te motiva. Confía en tus capacidades con energía, centrándote en tus fortalezas, frente a tus debilidades. Piensa y háblate en positivo y no tengas miedo a equivocarte. ¡Porque no se aprende nada siendo perfecto!

COMPÁRTELO EN: